domingo, 1 de julio de 2012

RSE e Igualdad de Oportunidades


Aprovechando la convocatoria de ayudas del MSSSI para la elaboración de planes de igualdad para asociaciones, fundaciones, cooperativas y pymes de entre 30 y 250 personas en plantilla (incluidos socios/as ) en vigor hasta el próximo 8 de julio de 2012.

Me gustaría reflejar la importancia que estos planes y actuaciones tienen dentro de la RSE.

Si la RSE se considera una herramienta eficaz para mejorar el modelo productivo al incorporar nuevos pilares en la gestión empresarial, como son la ética, la sostenibilidad, la gestión de las personas y la del resto de grupos de interés.

Entonces hay que tener en cuenta a una de las herramientas que se está posicionando con paso firme en la gestión de personas, aunque no exenta de críticas, los planes de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Según Forética en la "Igualdad y RSE. Guía para pymes" - MSSSI y Forética - la Igualdad de Oportunidades "No sólo se trata de justicia, también está en juego, si queremos leerlo en términos puramente pragmáticos, la eficacia y la eficiencia de las organizaciones. Se trata de maximizar la aportación de las personas, a partir de su talento y capacidades, sin que el género u otras variables de identidad sean un elemento de discriminación que frene la posibilidad de que las empresas en particular, y la sociedad en general, desarrollen todo su potencial como colectividad a partir de la aportación de individuos."

Simplemente la elaboración de un Plan de Igualdad de Oportunidades ya es una de las "Buenas Prácticas" habitualmente recomendadas en la incorporación de la RSE como herramienta de potenciación del talento y de la gestión empresarial, que además aporta:

- Un diagnóstico de nuestra gestión interna: los tipos de contratos, la formación, la retribución, la conciliación e incluso la productividad, incluyendo de forma transversal la perspectiva de género lo que nos dará una visión global de las relaciones profesionales en nuestra empresa, institución o entidad.

- Sobre este diagnóstico se comienza a realizar el plan de igualdad, donde se organizan los puntos fuertes y áreas de mejora y se priorizan estas últimas, además todo debe ser acordado entre la dirección y las personas representantes de la plantilla o bien por una amplia representación de la misma.

Pero no sólo el plan de igualdad es una "Buena Práctica" de RSE en la gestión de personas. También los son las actuaciones ligadas al mismo:

- Conciliación y Corresponsabilidad
- Relaciones Laborales
- Diversificación y Diversidad Profesional
- Formación y Desarrollo Profesional
- Gestión por Competencias
- Inclusión Social
- Violencia de Género
- Prevención de Riesgos Laborales (con perspectiva de género)
- Medición de Resultados

Y finalmente hay que valorar "la visibilidad" y "el empoderamiento" que estas actuaciones nos dan a las mujeres en todas nuestras facetas vitales y no sólo dentro de cada una de nuestra empresas si no también a nivel de reconocimiento social y por lo tanto... a nivel educacional.





No hay comentarios:

Publicar un comentario